Juan Carlos Valía Vera

Anestesiólogo

Juan Carlos Valia

La anestesia en términos generales se puede administrar: local, regional y general; y en combinaciones de estas. Su mecanismo de acción es modulando la actividad del SNC a diferentes niveles y con diferentes medicamentos y combinaciones.

Veamos brevemente los fundamentos de cada una de ellas:

  • Anestesia local. Un medicamento anestésico (que se puede aplicar como una inyección, un aerosol o un ungüento) adormece solo una pequeña zona específica del cuerpo (por ejemplo, un pie, una mano o un área de la piel). Con anestesia local, la persona está despierta o con ligera sedación, según las necesidades quirúrgicas y del estado del paciente. La anestesia local tiene una duración limitada y suele usarse para procedimientos menores en pacientes ambulatorios (pacientes que llegan para someterse a una operación y se pueden ir a sus hogares el mismo día, sin llegar a ingresar en el Hospital). Probablemente, este es el tipo de anestesia que se usará para una intervención quirúrgica ambulatoria en una consulta externa. Este tipo de anestesia y los medicamentos utilizados pueden ayudar también, por su duración de acción, para controlar el dolor en el postoperatorio.foto de quirofano
  • Anestesia regional. El medicamento anestésico se inyecta cerca de un grupo de nervios y permite que un determinado miembro (brazo, pie, etc.) u otras áreas del cuerpo se “adormezcan” y queden sin sensibilidad. Por lo general, la anestesia regional se utiliza para que una persona esté sin dolor durante y después del procedimiento quirúrgico. La anestesia regional y la general suelen combinarse, sobre todos en cirugías de cierta duración y/o complejidad por ejemplo la artroscopia de hombro).
  • Anestesia general. El objetivo es dejar a la persona completamente inconsciente (o “dormida”) y mantenerla en este estado durante la operación, sin conciencia ni recuerdo de la intervención quirúrgica. La anestesia general se puede administrar a través de una vía intravenosa (que requiere la inserción de una aguja en una vena, generalmente del brazo) o mediante la inhalación de gases o vapores a través de una máscara o tubo de respiración.

El médico responsable del procedimiento es el anestesiólogo. El mismo estará presente antes, durante y después de la operación para controlar la administración de los medicamentos anestésicos y asegurarse de que recibas la dosis correcta en todo momento. Con anestesia general, el anestesiólogo utiliza una combinación de varios medicamentos para lo siguiente:

  • – Controlar la ansiedad con una premeditación previo a la entrada a quirófano
  • – Mantener la profundidad de la anestesia (que permanezcas dormido), ajustando las dosis de medicamentos a la necesidad individual y a la fase del procedimiento quirúrgico.
  • – Evaluar continuamente la eficacia de la anestesia local o regional para asegurar su eficacia y utilizar los recursos necesarios para que el paciente este confortable.
  • – Controlar el dolor durante el procedimiento quirúrgico y aliviarlo después de su realización (mediante el uso de medicamentos llamados analgésicos-

¿Qué tipo de anestesia recibiré?

La forma de administrar la anestesia depende de muchos factores, entre los más importantes están las características de la persona que va a recibir la anestesia y por otro lado del procedimiento quirúrgico al que va a ser sometido:

  • – Dependientes del paciente
    • enfermedad actual y anterior
    • las alergias que puedas tener
    • las reacciones previas a la anestesia (las tuyas o de tus familiares)
    • los medicamentos que estés tomando
    • tu edad, altura y peso
  • Dependientes de la intervención quirúrgica
    • el tipo de intervención quirúrgica
    • el lugar de la intervención quirúrgica
    • el tiempo que tardará la intervención quirúrgica

El anestesiólogo es el responsable de analizar las opciones disponibles y tomará la decisión en función de tus necesidades individuales y de lo que sea mejor ti.

En entradas posteriores iremos describiendo diferentes intervenciones quirúrgicas en el campo de la traumatología y ortopedia, y los posibles planteamientos anestésicos que se pueden administrar.

Comparte en tus redes sociales